La timidez y la vergüenza limitan la expresión de nuestro deseo. Nadie nos enseñó cómo superar la timidez, cómo enfrentar el miedo o cómo vencer la vergüenza que nos empobrecen. Deterioran la calidad de nuestra vida, ya que generan un escaso aprovechamiento y desarrollo de nuestras capacidades personales.

Todos hemos sentido alguna vez “qué vergüenza…, no sirvo para…, me van a juzgar negativamente si digo o hago…, tierra trágame, no soy suficiente…, por qué no lo hice…, soy un fracaso…, me da miedo qué dirán si…, no me siento digno de…, soy demasiado…, soy incapaz de..., por qué no dije…, por qué no me atrevo a…, no valgo para…, etc.

Igualmente, hemos sentido también el deseo de superar el miedo a situaciones sociales, perder la vergüenza de hablar en público, superar la vergüenza de esta parte de mi cuerpo, perder el miedo al ridículo, superar el miedo a ser rechazado por los demás, etc.

Y nos asalta la pregunta de “cómo vencer la timidez ante… o dejar de evitar la situación de vergüenza…”, “cómo vencer la vergüenza de…”, “cómo superar el miedo a…”. La respuesta a este sentimiento muchas veces es escondernos, evitar situaciones, en última instancia, empobrecer cada vez más nuestras capacidades, negarnos ser lo que somos y como somos.

En Vergüenza y Soledad trabajaremos a tu lado desde el marco de la Terapia Gestalt y otras terapias humanistas, tanto si son problemas de vergüenza, de soledad o problemas de timidez. Va dirigido a todas aquellas personas que quieren sanar experiencias traumáticas que les ocasionaron una vivencia de vergüenza, que tengan necesidad de mayor intimidad, contacto, apoyo y aceptación.

Objetivos a alcanzar:

Explorar con mayor claridad tus partes avergonzadas-negadas, desde un espacio seguro de contacto, otras posibilidades para tu vida, recolocando esas experiencias de vergüenza.

Tomar conciencia de habilidades que posees y no utilizas para crear una nueva realidad más amplia desde la necesidad de intimidad, de apoyo y de aceptación.

Una nueva comprensión de mi “yo” y, por tanto, una nueva tendencia en mi vida hacia mayor plenitud y satisfacción desde mi libertad.

Aprehenderás la soledad desde un lugar más saludable y menos frustrante, cuando comprendas que la vergüenza es sentida como un fracaso interpersonal que nos traspasa hasta el alma y que nos deja solos.