Un grupo  de crecimiento personal es un lugar donde cada miembro hace un trabajo personal para conseguir su propia recuperación o mejora. Se trata de descubrir y compartir los problemas o dificultades pasadas de cada uno, pero aceptando la propia responsabilidad. Estos grupos son muy beneficiosos porque son espacios en los que la confianza, el respeto y la aceptación, sin críticas ni juicios de ningún tipo, hacen que nos demos cuenta que a todos nos pasan cosas similares y que nos identifiquemos y conectemos con el dolor, las alegrías y las experiencias de los demás. No hay obligación de hablar nada que no se desee. Todos aprenden de todos .

El hecho de sentir que los demás entienden y/o comparten nuestra experiencia, nos aporta una profunda sensación de seguridad, bienestar y alegría. Conocerse a través de los demás nos trae una mejora en nuestras relaciones personales, en nuestra estima y en nuestra calidad de vida. Sentir la pertenencia a un grupo te abre. Psicoterapia del corazón.

También es importante señalar que lo que se ocurre dentro del grupo, no va a salir del grupo. Esto ayuda a poder abrirse , superar la timidez y expresar aquello que tanto nos duele, experiencias duras o vivencias traumáticas para que logremos vaciarnos del peso que estas tienen para nosotros. La liberación de este dolor y visualizarlo ante los demás provoca un gran cambio en nuestras .

Asistir y comprometerse  a través de las sesiones pactadas que son quincenales a lo largo de un curso escolar, es fundamental para seguir creciendo como persona y como grupo.

Utilizamos como herramienta de cambio la metodología de la Gestalt y otras modelos humanísticos como la psicodinámica o la terapia focalizada en la emoción (TFE).